abril 22, 2019

Sistemas anti bumping: lo último en seguridad

La tecnología usada por cerrajeros en la construcción y diseño de cerraduras debe, forzosamente, ir siempre un paso adelante con respecto a las técnicas usadas por los ladrones a la hora de abrir cerraduras sin autorización. En este sentido llama la atención el uso de técnicas como el bumping, que, en su origen era usada exclusivamente por cerrajeros para resolver emergencias. Hoy en día, esta técnica ha pasado a usarse para la apertura no autorizada de cerraduras sin autorización. ¿Qué han hecho los cerrajeros Esplugues para resolver esto? Si te interesa, continúa con la lectura.

¿En qué consiste el bumping?

                Como ya hemos dicho, el bumping es una técnica que tuvo su origen en la cerrajería y en el mundo de los cerrajeros. Es muy útil, ya que permite la apertura de una cerradura sin el uso de una llave. Fue desarrollada a lo largo del tiempo con la acumulación de experiencia en la construcción de cerraduras y candados y, con el paso de los años, llegó a posicionarse como uno de los recursos más usados por profesionales de la cerrajería a nivel mundial. Aún hoy es utilizada, solo que en la actualidad el panorama se ha tornado un poco más complicado.

                Básicamente, el bumping consiste en la introducción en la ranura de la llave de una herramienta, la cual tiene un tamaño bastante aproximado al de la llave. Una vez que está adentro de la cerradura, debe ser sometida a ligeros golpes desde afuera, con una fuerza y presión exactos, para hacer que los dispositivos dentro del cilindro se muevan y dejen que la herramienta pase por completo y pueda dar vuelta a la cerradura y efectivamente abrirla. Es una técnica muy precisa que requiere de conocimiento y exactitud en la fuerza empleada, ya que el objetivo es abrir la cerradura sin dañarla.

¿Cómo empezó a ser usada por ladrones?

                El uso del bumping para fines ilícitos empezó a verse en Europa a comienzos del siglo XXI. Luego de décadas en las que esta técnica era un recurso solo utilizado por los cerrajeros, el bumping empezó a utilizarse también para abrir las puertas sin autorización y sin el uso de medios muy aparatosos o caros de apertura con el uso de la fuerza. Esto generó una enorme discusión acerca de si era necesario diseñar cerraduras anti bumping, que impidieran la apertura no autorizada. El problema, evidentemente, es que esto impide que también se use la técnica por un cerrajero para abrir la puerta en caso de emergencia.

                El mundo de la cerradura, como cualquier otro nivel del quehacer humano, tampoco está exento de la polémica. En este caso, las cerraduras antibumping son las protagonistas de la controversia. ¿Se debe evitar a toda costa el uso de esta técnica por cualquiera, no solo por los ladrones? Es una pregunta que todavía se está discutiendo, aunque algunos fabricantes ya han optado por fabricar este tipo de cerraduras. El criterio que priva, al parecer, es que este es un precio digno a pagar por la seguridad.…