octubre 31, 2019

Conoce algunos trucos para abrir tus puertas sin utilizar la llave

  • Existen circunstancias en que por estar despistados, con prisas, por olvido, o por culpa de una corriente de aire inesperada, la puerta se cierre, y cuando estamos bajo esas circunstancias nos percatamos que la llave quedó encerrada. Hay otras ocasiones en que los niños quedan encerrados y no saben abrir las puertas desde adentro.
  • Sin importar el motivo del imprevisto, existen algunos trucos que le permite abrir la puerta sin el uso de la llave, estos métodos son eficaces para las puertas de habitaciones, baños, patio y coches. Vale señalar que en algunos casos estas técnicas son aplicables solo cuando el bloqueo no está activado.
  • Recomendaciones importantes

Es importante destacar que lo más prudente ante estos casos es solicitar el servicio de un cerrajero profesional, así evitamos dañar nuestras cerraduras.

Bajo ninguna circunstancia se puede aplicar estos métodos en las puertas de viviendas que no son de su propiedad, de ser así estaría violando una propiedad privada y eso trae sus consecuencias legales.

Evite compartir estos trucos con un menor de edad a menos que sea supervisado por su representante. Y como recomendación final, mantenga una llave adicional fuera de las habitaciones de la casa, para utilizarla en esos momentos de imprevistos.

En el caso de los coches

Dependiendo del sitio y las herramientas que tenga a su disposición, usted podrá abrir la puerta de su coche en cuestión de segundos, cada truco toma un tiempo determinado dependiendo del modelo, año, y si este es sincrónico o automático.

Vale señalar que cada propietario conoce donde está ubicado cada uno de los mecanismos de desbloqueo, las herramientas puede ser algunas de estas: trenzas o cordones de zapatos, percha o gancho de alambre, destornillador, varilla o regla de acero, palo delgado pero fuerte, cinturón largo, bolsa de tensión manual, o una pelota de tenis.

En puertas internas

Para lograr abrir las puertas internas de la vivienda, es posible hacerlo al utilizar algunas de estas herramientas, algunas son caseras. En caso de que estás alternativas no sean efectivas, no dude en contratar a un cerrajero profesional.

  • Clips de oficina (sujeta papeles) o una horquilla (gancho para el cabello).
  • Cuchillo para untar mantequilla o de repostería.
  • Tarjeta de plástico, o un trozo de placa de radiografía.
  • Un juego de ganzúas o llaves hexagonales.
  • Un destornillador.
  • La fuerza bruta (una patada fuerte).

Trucos para abrir las puertas internas

  • Truco número uno. Por el orificio donde se introduce la llave, inserte el clips o la horquilla adaptándola a la longitud de la llave original, trate de empujar el botón que se encuentra dentro con esta herramienta improvisada de manera cuidadosa hasta lograr abrir.
  • Truco número dos. Entre el marco y la cerradura, deslice la tarjeta o la placa de manera rápida hacia abajo, también puede ponerla sobre el pestillo y realizar movimientos suaves como si fuese a doblarla, en ese preciso momento empuje la puerta para proceder a abrirla.
  • Truco número tres. Introduzca por el ojo de la cerradura el destornillador y gire cuidadosamente, este actúa como si fuera la llave, o en dado caso proceda a levantar cada una de las bisagras hasta retirarlas y así podrá abrir su puerta.
  • Truco número cuatro. Tire con mucha fuerza la puerta de una sola patada, esta estrategia funciona solo si ejerce la fuerza con el talón del pie y cerca de la cerradura.