Las estadísticas que desconocías acerca de los robos en casa

Cuando analizamos detenidamente las estadísticas asociadas a los robos, éstas parecen no tener fin, y si existe algo para lo que son útiles, es para prevenirnos de eventos futuros asociados a este tipo de delitos.

Es la razón por la que las autoridades guardan los expedientes, lo cual es un ejemplo digno de imitar si lo que buscamos es preservar la seguridad de nuestros bienes, a través de la investigación que realicemos en distintas fuentes.

Si, la seguridad representa una de las necesidades fundamentales para nuestro bienestar, la cual se encuentra registrada en la pirámide de las necesidades de Maslow.

Independientemente de que sea materia académica, preservar nuestras propiedades forma parte del sentido común, por lo que puedes acudir a cerrajeros u otras fuentes sobre los hechos relacionados a los robos.

Este tipo de conocimientos nos ayuda a conocer mejor a nuestro enemigo, que en este caso son los ladrones, lo que significa una ventaja para mantenernos seguros.

  1. 1 de cada 3 ladrones utiliza la puerta principal para ingresar a casa

Este hecho significa un concepto muy general, ya que las maneras en que un ladrón ingresa a casa a través de la puerta principal son casi infinitas, que abarcan una puerta mal cerrada, con bisagras deterioradas, o unas llaves mal ubicadas en el patio delantero.

Por ello es fundamental localizar a un cerrajero barato en montgat que mantenga a tono la puerta de entrada, por averías inoportunas o en jornadas de mantenimiento, así como también ser muy prudente con la administración de las llaves.

  1. Más de la mitad de los robos se perpetran en el día

Contrario a lo que podemos creer, la mayoría de los robos en casas se llevan a cabo en el día. Esto se debe a que la mayoría de las personas salen a trabajar, resultando difícil reportar los robos, fundamentalmente en chalet o casas tradicionales.

Los maleantes suelen tener en conocimiento las horas de salida y llegada de los propietarios, asi como la precariedad de sus dispositivos de seguridad.

¿Y los vigilantes? Esto hace cuestionar la funcionalidad de estos individuos, por lo que hay que ser muy escrupuloso a la hora de contratar vigilantes.

  1. Los ladrones no duran más de 15 minutos robando

Los ladrones tienen el tiempo en contra, desde el primer momento en que tratan de vulnerar la cerradura, y luego al internarse contabilizan el tiempo de modo que no sean descubiertos.

Un mayor tiempo de acción dentro de la casa genera muchísimas sospechas, pues siempre habrá algún vecino que note la presencia de intrusos en la casa, y cuando confirma tales sospechas, ya los maleantes se han dado a la fuga.

En este caso, es fundamental contar con dispositivos de seguridad que no solo disuadan al ladrón de entrar, como escudos en las cerraduras e iluminación, sino barreras que impidan su entrada en concreto.

En esencia, es imperioso que los dispositivos de seguridad se encuentren en óptimas condiciones, y así evitamos los indeseables robos